Mujeres Andaluzas Rurales en Pie de Paz. Manifiesto 8M 2024 COAMUR

07 Marzo 2024

El 8 de marzo, conmemoramos el Día internacional de las Mujeres, jornada en la que millones de mujeres alzan su voz en todo el mundo para reivindicar sus derechos y luchar contra todas las discriminaciones por razón de sexo. En este día Internacional de Lucha por los Derechos de Las Mujeres, desde la Coordinadora Andaluza de Mujeres Rurales, COAMUR, queremos alzar la voz CONTRA LAS GUERRAS junto a mujeres de todo el mundo que conforman  movimiento internacional de mujeres feministas por la Paz.

El feminismo es el movimiento político y filosófico internacionalista con mayor potencial crítico para reimaginar el mundo y construir un nuevo paradigma del progreso humano donde las personas sean el centro de las políticas. La conquista de los derechos de las mujeres no es lineal en el tiempo y éstos derechos nunca se dan por plenamente conseguidos. Así la historia actual nos confirma el mundo en 2024 es un lugar más violento si lo comparamos con el principio de este siglo. Junto a la guerra de Israel y Palestina y la invasión rusa de Ucrania, en este momento se viven conflictos armados a gran escala en Burkina Faso, Somalia, Sudán, Yemen, Myanmar, Nigeria, Siria, Afganistán.

En Irán, las mujeres que han demostrado que luchar contra el velo obligatorio es un camino hacia la libertad de la sociedad, han sido duramente reprimidas con penas de cárcel o incluso costándole la propia vida como en el caso de Mahsa Jina Amini asesinada por la policía de la moralidad.  La situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental es muy mala desde hace muchos años, pero se ha deteriorado más desde el abandono de los compromisos políticos internacionales.

Cientos de mujeres del Israel y Palestina realizaron una manifestación histórica por la paz “Nosotras, las madres palestinas e israelíes, estamos decididas a detener el ciclo de derramamiento de sangre y cambiar la realidad del difícil conflicto entre los pueblos por el bien del futuro de nuestras hijas e hijos”. Apenas tres días después, el mundo entero conoció de nuevo la atrocidad, crueldad y la deshumanización en su máximo nivel. Tras los sangrientos ataques de Hamás se desencadenó la masacre genocida que está perpetrando Israel sobre la población civil de Gaza. El estupor de las primeras semanas por el elevado número de muertes ha dado paso a la indiferencia frente a unas cifras récords que tienen mayoritariamente rostro de mujeres, niñas y niños.

Las guerras vuelven a poner de manifiesto la ausencia del poder de las mujeres en la toma de decisiones y la necesidad de una participación significativa de las mujeres en todos los niveles, desde la comunidad local hasta las mesas de negociación internacionales. Si bien las mujeres no promueven la guerra, ya sea como enfermeras, cuidadoras, madres, hijas, espías o combatientes activas, han sido parte de los conflictos a lo largo de la historia y las principales VÍCTIMAS  de tortura, de ensañamiento, de ataques indiscriminados, asesinatos, amenazas, secuestros, desapariciones forzadas, detenciones, encarcelamiento, desplazamiento o reclutamiento forzado y violencia sexual, como táctica histórica de guerra.

En España el terrorismo machista no deja de asesinar, violar, humillar, aterrorizar y destrozar la vida de generaciones de familias enteras.  Pese al impulso del movimiento feminista abolicionista, nuestro país sigue siendo líder europeo en cuanto al número de mujeres prostituidas. La cosificación de nuestros cuerpos y violencia sexual contra las mujeres no cesa e incluso repunta en la población más joven con la proliferación de violaciones en grupo también perpetrados por menores y la ciberviolencia, se ejerce en mayor grado contra las mujeres, adolescentes y niñas.  La Ley de libertad sexual fue impulsada por el feminismo contra la impunidad y contiene avances muy significativos sin embargo, nunca con una rebaja de penas a los agresores sexuales.

Es urgente poner en marcha políticas rotundas que promuevan la desaparición de la prostitución y la consideración de éstas mujeres como víctimas de violencia de género. Estas medidas deben ir acompañadas de acciones contra la industria global y millonaria de la pornografía que explota a miles de mujeres, niños y niñas;  prepara a los consumidores para que acaben siendo puteros y fomenta la violencia sexual. Exigimos que la propuesta de Ley Orgánica Abolicionista del Sistema Prostitucional (LOASP) sea ley.

Ningún Estado que se considere democrático puede permitir ya sea legal o alegalmente la existencia de nuevas formas de explotación de los cuerpos de las mujeres disfrazados de falso altruismo como los vientres de alquiler. La pobreza, la brecha salarial y la economía esclavista de los cuidados siguen teniendo rostro de mujer en la España de 2024. 

La lucha por unos servicios públicos de calidad es nuestra lucha. Las mujeres rurales venimos demandando no ser ciudadanas de segunda en relación a la desigualdad entre hombres y mujeres y la desigualdad de recursos en las zonas rurales andaluzas. Exigimos una atención sanitaria de calidad y una educación pública libre de androcentrismo, sexismo, machismo, sexismo y que incluya la educación afectivo sexual con perspectiva feminista.  Demandamos que no se recorten medidas claves contempladas en las normativas de igualdad como la obligatoriedad de fiscalizar el impacto de género de los presupuestos ya sean estatales, autonómicos o locales y que los derechos de las mujeres sean blindados en la Constitución.

Queremos que no nos vuelvan a borrar nuestra historia y que no nos arrebaten nuestro futuro.  Que este día sea un día de vindicación, de reflexión colectiva pero también de homenaje para todas aquellas mujeres que han luchado y luchan día a día por alcanzar una vida plena, digna y libre de violencias.

 

‘POR LAS QUE FUERON SOMOS, POR LAS QUE SOMOS, SERÁN.’

Andalucía 8 de marzo 2024

Impulsa:

Coordinadora Andaluza
de organizaciones de mujeres rurales

Calle Federico García Lorca 4 29003 MÁLAGA
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

© Coamur